El incremento del salario mínimo 2023

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 03/12/2022 - 10:39pm
Edicion
604

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

El salario que recibe el trabajador constituye el precio que se le paga por la venta de su fuerza de trabajo el cual viene determinado por el precio de los medios de subsistencia de su vida personal y de su familia.

Ahora bien, el salario que se le paga al trabajador por su labor durante el total de su jornada laboral no constituye sino una parte del valor de su fuerza de trabajo, ya que de la otra parte del trabajo realizado no se le paga, creándose con ello la plusvalía de la cual se apropia el empresario capitalista.

En la época actual con el empleo de las nuevas tecnologías se crean nuevas variedades de salario por tiempo o por destajo encaminadas a incrementar la explotación de los trabajadores con la intensificación de la labor, estableciendo además diferentes sistemas de evaluación mediante las cuales se establecen una serie de tarifas salariales que colocan a los trabajadores en desigualdad de condiciones laborales.

aesrt

Por otra parte, debe distinguirse entre el salario nominal y el salario real. El primero es aquella suma de dinero que el trabajador recibe por la venta de su fuerza de trabajo, convertida en una mercancía en las condiciones de la sociedad capitalista en donde se compra y se vende incluso por debajo del salario mínimo particularmente en las regiones mas atrasadas del país. Por su parte, el salario real lo constituyen el conjunto de medios de vida y de servicios que el trabajador podrá adquirir en el mercado con la remuneración monetaria que percibe por su trabajo. Y de ahí que el nivel del salario real depende del monto del salario nominal y del nivel de los precios de los productos, bienes y servicios disponibles para el trabajador y su familia, así como de los impuestos que debe pagar al fisco nacional y territorial.

De acuerdo con el artículo 53 de la Constitución Política la remuneración de los trabajadores debe sujetarse a los principios fundamentales relacionados con el pago del salario mínimo vital y móvil; lo cual no ha dejado de tener en el país un carácter formal sumado al hecho de que no ha sido posible la aprobación en el congreso de la república del estatuto del trabajo. Circunstancia que ha sido aprovechada por los empleadores para imponer determinados “acuerdos laborales” mediante los cuales se aumentan aun más los desequilibrios entre los trabajadores y los empresarios protagonistas en las relaciones laborales.

La figura del salario mínimo en esta ocasión se encuentra mediatizada por ciertos factores como la inflación y la puja entre los diferentes gremios y empresarios en torno a la cifra relacionada con la productividad del trabajo, lo que desde luego será acordada en la comisión tripartita en la que participan representantes de los trabajadores, los gremios empresariales y el Estado. Sin embargo, no sobra agregar que su cálculo no puede realizarse con base en la productividad general laboral que podría resultar negativa en la medida en que dentro de la misma se considera la masa mayoritaria de trabajadores informales cuyo rendimiento es bajo desde el punto de vista de la producción y de la productividad.

wert

En medio de la discusión entre los diferentes gremios, FEDESARROLLO por ejemplo, plantea que el alza del salario no debe pasar del 13.5% para el 2023, considerando que la inflación esperada será del 12.3% y la productividad total de los factores se estima en 1.2%. Para la ANDI deben tenerse en cuenta estos dos factores para concertar el valor del incremento del salario mínimo. Para otros sectores económicos y sociales la disparada de la inflación, el desempleo, las restricciones fiscales, el aumento de los gastos de las empresas, las pensiones y los precios indexados, deben llevar a que el alza del salario mínimo tenga que ser limitado con el fin de fortalecer las relaciones empresariales y de garantizar el empleo y la seguridad social.

Aunque los trabajadores se oponen a que se rebajen los salarios, en esta ocasión no será fácil que los mismos se aproximen al valor de la fuerza de trabajo, lo cual solo es posible mediante la unidad, organización y movilización de la fuerza laboral conjuntamente con el pueblo en su lucha por la defensa del salario real y contra el régimen de explotación, logrando que el trabajo no sea considerado como una mercancía y su magnitud se considere en dependencia real de la cantidad y calidad del trabajo, el perfeccionamiento del salario y de fuente principal para satisfacer las necesidades fundamentales de los trabajadores y asegurando una destinación más racional de los recursos entre las diferentes ramas de la economía y de las regiones del país para aumentar la productividad del trabajo y el bienestar general a quienes en lo fundamental viven de aquel.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial