Los giros inesperados en la gobernanza de Colombia

Por Carlos Cuervo el Sáb, 05/09/2020 - 12:32am
Edicion
489

qwerhrj
Este símil elaborado en el discurso de la campaña presidencial pasada, caló como una verdad absoluta en la población

Carlos Armando Cuervo Jiménez

Emprendedor y empresario con formación en Ingeniería Industrial


Desde hace unos cuatro años y de manera figurativa se venía exponiendo sobre los peligros del ascenso al poder de un gobierno de izquierda totalitaria en Colombia, con un eufemismo denominado Castro-Chavismo, tomado de los apellidos del líder de Cuba y del de Venezuela, ambos ya fallecidos.

Este símil elaborado en el discurso de la campaña presidencial pasada, caló como una verdad absoluta en la población al punto que se eligió al señor Iván Duque con el propósito de que evitara la llegada del peligroso estilo ideológico al país.

Pero actualmente lo criticado en campaña, inesperadamente llegó por cuenta del partido del gobierno actual, sus voceros con mayor visibilidad desarrollaron un plan a través del cual llevaron al estado a practicar lo que ellos denunciaban con mayor ahínco, el totalitarismo a través del control de todos los organizaciones que vigilan al gobierno, pero la condenable acción esta vez es de derecha.

Sin inmutarse, sin remordimientos y sin pena alguna Iván Duque escogió ladinamente a uno de sus mejores amigos para el cargo de fiscal general, este a su vez en compañía de otros voceros del partido en el congreso y de nuevo del presidente lograron hacer elegir como contralor a otro amigo de confianza y en la Procuraduría a una señora completamente devota, culminando con la defensoría del pueblo en donde quedó instalado otro aliado cercano.

wqetrhtj
Pero esta aparente razón es una práctica controvertible, porque la buena gobernanza establece el equilibrio entre el ejecutivo y las organizaciones que auditan el actuar del gobierno

Desprevenidamente podríamos comentar que Duque está en su cuarto de hora y él tiene derecho a trabajar con sus amigos.

Pero esta aparente razón es una práctica controvertible, porque la buena gobernanza establece el equilibrio entre el ejecutivo y las organizaciones que auditan el actuar del gobierno, protegen al ciudadano de los excesos de los funcionarios públicos, e imparten justicia sin sesgo para todos. 

Así que ahora con el equilibrio roto resulta difícil que prosperen investigaciones y menos que hayan juicios imparciales entre los amigos. Y esta es una premisa que no tiene objeción porque nace de la solidaridad de cualquier ser humano con los que considera sus pares.

De esta manera se ha configurado una figura de gobierno denominada despotismo, en la que un presidente-monarca con una autoridad absoluta no está limitado por las leyes.

También podríamos denominarlo nepotismo en donde el monarca da preferencia a sus parientes o amigos muy cercanos en los cargos y contratos públicos, por supuesto esto no luce ético, justo ni elegante, pues gobierna amparado en la parcialidad de sus amigos de mayor cercanía.

Y ¿qué sucedería si esta práctica la estableciera un gobierno con ideología contraria a la actual?

weyruit7
Ciertamente y como lo ha señalado en varias ocasiones el senador Roy Barreras, nuestro gobierno cada vez se parece con mayor similitud a la déspota corte de Luis XVI

¿Gremios, medios y público en general permanecerían tan callados como ahora?

Siempre he considerado que el mal ejemplo crece con rapidez y desde hace años el establecimiento colombiano conduce al país de manera irresponsable, cimentando las posibilidades de un ascenso al poder de elementos radicales de izquierda e identificados por su comportamiento resentido, lo cual sería catastrófico.

¿Serán sanas para Colombia estas prácticas con tinte absolutista?

Ciertamente y como lo ha señalado en varias ocasiones el senador Roy Barreras, nuestro gobierno cada vez se parece con mayor similitud a la déspota corte de Luis XVI y Maria Antonieta de Austria, espero que el parecido solo llegue hasta ahí y no debamos experimentar los excesos violentos que determinaron el fin de la monarquía francesa. 

aerdhbadf