América de Cali quedó en la cuerda floja

Por Redaccion el Mar, 16/10/2018 - 8:25am
Edicion
390

Cada fecha que pasa se acortan las posibilidades para que el América de Cali se meta entre los ocho primeros de la Liga II-2018 y por ende a la disputa de los ‘playoffs’. A falta de cinco jornadas los escarlatas son duodécimos con 17 unidades (con la victoria 0-1 de Millonarios sobre Pasto) y si el umbral es de 30, eso indica que está obligado a ganar los siguientes encuentros, o en su defecto, vencer en cuatro y empatar uno, pero también queda dependiendo de resultados de los equipos que le anteceden.

La tarea no es nada sencilla. Los números muestran que la reacción inicial que experimentó el conjunto rojo a la llegada de Fernando ‘Pecoso’ Castro duró apenas cuatro partidos, ya que el enfrentamiento ante Envigado de visitante era mirado como una oportunidad de recuperar lo perdido en el inicio del campeonato. Y anecdóticamente, ese 1-1 en el Parque Estadio fue el primer eslabón de una cadena de otros malos guarismos como el 0-0 frente al Huila en Cali, la derrota 2-1 contra Boyacá Chicó en Tunja y el 1-2 del pasado domingo en casa con el Medellín. 

Es decir, apenas rescató 2 puntos de 12 posibles, que lo dejaron en la cuerda floja, más cuando el calendario le depara próximos rivales que también están urgidos de triunfo como Deportivo Cali (el jueves a las 6:00 p.m.) y otros que vienen funcionando bien, Rionegro y Junior. Tal vez cuando sea el momento de enfrentar a Once Caldas y La Equidad estos ya estén clasificados y presenten sus formaciones alternas. 

América no puede caer frente al Cali, porque realmente las cosas se pondrán cuesta arriba, adicionalmente de que mentalmente afrontará una carga negativa. Los tres días previos deben ser definitivos para tratar de corregir tanta inconsistencia.

“Clásico es clásico, hay que mejorar cositas, siempre hay que por mejorar algo, esperamos que frente al Cali se pueda revertir este resultado, estos 10 minutos ante Medellín que para nosotros fueron fatales, se perdió lo bueno que habíamos hecho y cuando se juega mal hay que admitirlo”, dijo el defensor Danilo Arboleda. 

El encuentro frente a Rionegro será en el Pascual Guerrero el domingo 21 de octubre (4:00 p.m.), con Junior en Barranquilla, contra Once Caldas en Cali y frente a La Equidad en Bogotá, pero de ahora en adelante ya no importa si es local o visitante, porque aparte de los malos resultados conseguidos como anfitrión, ahora su margen de error es mínimo. 

Pese a las buenas intenciones de ‘Pecoso’ Castro, los eternos problemas del actual plantel se han mantenido: una defensa débil cuando la atacan, un mediocampo al que le falta agresividad y manejo de pelota, además de un bajo promedio anotador a pesar de los cuatro hombres con que -en el papel- sale a definir los partidos.

Caliescribe edición especial