El aumento de la pobreza en Cali

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 17/10/2020 - 2:50pm
Edicion
495

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

ERYTUY
Dicha valoración está sustentada sobre la base de un análisis superficial y aparente de la propia realidad

El aumento de la pobreza en la ciudad con ocasión de la crisis económica y sanitaria no tiene precedentes en la historia de Cali, no obstante que para algunos medios de opinión y centros de pensamiento basados en los últimos datos del DANE, Cali es una de las ciudades menos afectadas con la crisis en comparación con otras del departamento del Valle del Cauca y de algunas ciudades del país.

Dicha valoración está sustentada sobre la base de un análisis superficial y aparente de la propia realidad, en tanto que la misma se apoya en simples comparaciones estadísticas tomadas de otras ciudades en años anteriores, y con las cuales se mide la condición de pobreza monetaria y multidimensional. Métodos que utilizan el DANE y el Departamento de Planeación Nacional para determinar el grado de pobreza del pueblo colombiano y en particular de la ciudad de Cali.

Ahora bien, en tratándose de Cali debe precisarse que desde antes de presentarse y expandirse el COVID-19 existían altas tasas de desempleo e informalidad laboral al igual que de pobreza, las cuales en las actuales circunstancias no cambiarán en lo fundamental, dado el hecho de que en general la recuperación de la economía será lenta y desigual especialmente en ciudades como Cali que viven de la economía de los Servicios y del ”rebusque”.

Lo anterior significa que la ciudad se verá enfrentada al reto de recuperar su economía a la mayor brevedad posible a fin de lograr salirle al paso al aumento de la pobreza que afrontan sus habitantes y que rebasó los límites de dicha condición social que en la actualidad adquiere un carácter dramático pues afecta a la mayoría de la población caleña, lo que implica modificar la visión que se tiene de Ciudad de Servicios desligada en lo fundamental de la producción de bienes industriales y agroindustriales.

WQEWRT
La conjetura de que siempre han existido la pobreza y la desigualdad social

Y de ahí la necesidad de que los planes de recuperación económica y social del gobierno nacional y local no se traduzcan en meras expectativas y promesas incumplidas, tal como ha sucedido en el inmediato pasado con las políticas sociales creándose la ilusión de que los gobiernos si están comprometidos con la reducción de la pobreza y creación de nuevas y mejores oportunidades de trabajo digno y estable y sin desnaturalizar su verdadero contenido social convirtiéndolos en la práctica en una actividad mendicante, electorera y clientelista en favor de los gobiernos de turno.

En este sentido resulta deplorable que algunos de los proyectos y programas financiados con los recursos del presupuesto municipal para el próximo año no se utilicen para resolver los verdaderos problemas de la ciudad e introducir los cambios que se requieren para mejorar la condición económica y social de los caleños que habitan una ciudad en donde crecen la pobreza y la desigualdad social, al tiempo que una minoría opulenta se enriquece con la ejecución de los proyectos y programas contenidos en el Plan Distrital de Desarrollo al servicio del interés particular disfrazado de interés general o social.

La conjetura de que siempre han existido la pobreza y la desigualdad social y que por lo tanto de lo que se trata es de mitigar sus efectos, constituye una forma cínica de justificar dichos fenómenos, producto de la explotación económica del trabajo y de la apropiación de la riqueza social por quienes reclaman igualdad, equidad y justicia social para la clase política y económicamente dominante.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial