Hasta la música de fondo de los Instagram Live tiene derechos

Por Redaccion el Vie, 22/05/2020 - 7:12pm
Edicion
474

Utilizar música sin autorización de derechos de autor en redes sociales es cada vez más difícil. Después de que plataformas como YouTube integraron estrictos controles sobre la música, incluyendo la que suena de fondo en un video, esta semana Instagram está reforzando la política de protección de contenido licenciado con advertencias: si usa música sin autorización, su post, video e incluso Instagram Live puede ser eliminado. 

Si bien el derecho de autor por ley evita la explotación comercial de piezas sin autorización o reconocimiento de quien las creó, el tema puede afectar seriamente la forma en la que se crea contenido.

Las nuevas pautas para uso de música en videos en vivo, stories y publicaciones hacen parte de una actualización. En adelante aparecerá una notificación para decirle a los usuarios que al usar arte sin licencia, están violando las reglas de la plataforma. 

Según publicó Instagram la idea es ayudar los usuarios a identificar mejor cuándo incurren en la práctica y "evitar interrupciones automáticas de Instagram, como el silenciamiento o el bloqueo absoluto". Ambas medidas son consecuencia de reproducir una pieza de música con licencia durante demasiado tiempo o usarla en el fondo de un video en vivo.

Según la publicación del blog, "las actualizaciones incluyen hacer que las notificaciones sean más claras y que surjan notificaciones más temprano para los emisores en vivo, para dar a las personas tiempo para ajustar sus transmisiones y evitar interrupciones si detectamos que pueden estar acercándose a nuestras limitaciones".

Un debate de fondo

Sin embargo, las discusiones sobre las licencias de uso de materiales en internet son un debate de largo aliento. Existen numerosas corrientes de 'cultura libre' que abogan por menos restricciones a la hora de utilizar contenidos por el bien común. 

Preguntas como ¿evitará Instagram las publicaciones de fiestas en las que suena una música de fondo?, ¿Se pueden subir videos de conciertos que grabó con su teléfono?, ¿Las serenatas en vivo requieren licencia de todos los repertorios? o ¿Cantar un 'cover' de la canción de otro en un Live sería permitido? surgen con estas medidas. 

Según el post de la red social, hay una excepción para las historias o las publicaciones relacionadas con actuaciones de música en vivo (como conciertos).

Sin embargo, no es claro si una canción que suena como pieza digital en un evento (sin que sea música en vivo) violaría o no la medida. Al final, es común que al transmitir en vivo un usuario no sea consciente del sonido ambiente que lo rodea ni tenga todo el control para evitarlo. 

Un enfoque demasiado cerrado en este tipo de usos por ejemplo podría llevar a casos como cuando Fortnite quería patentar sus coreografías de baile o propuestas en Europa en los que se pedía no tomar fotos de lugares por derechos de autor en la arquitectura. Si bien ambas no prosperaron, si son una muestra de que las excepciones son parte de los derechos de los usuarios en internet. 

Dado que las reglas de Instagram buscan ser más exigentes a la hora de usar música en un video en vivo o en un video pregrabado publicado en el feed, esto significa que creadores de contenido tendrán que buscar alternativas. 

Un caso, que fue poco reportado, fue el de gimnasios que por la coyuntura de la Covid-19 se vieron obligados a cerrar sedes físicas pero que optaron por compartir clases grupales en vivo. 

BodyTech por ejemplo, subía algunas de sus transmisiones a YouTube y estas eran dadas de baja en la plataforma, dejando un mensaje de que había inconvenientes con el cumplimiento de políticas de derechos de autor. En su caso, las transmisiones se migraron más a Facebook e Instagram y en algunos casos entrenadores revelaron que se crearon piezas mezcladas por la compañía que no tuvieran problemas de derechos. 

Pero no solo los grandes gimnasios se verían en aprietos. No poder utilizar los últimos discos de reggaeton o los clásicos de la salsa podría afectar también a emprendedores que han visto en redes sociales una forma de vender entrenamientos o clases tipo Zumba. Estos actores tendrían que optar por comprar paquetes de música licenciada o acudir a música de derechos abiertos.

Surge la duda, por ejemplo, ¿,modelos de ingresos alternativos como serenatas virtuales tendrían que comprar licencias de todos los clásicos de las rancheras para poder hacer sus interpretaciones? 

Por su parte, Instagram recomienda: usar clips más cortos, tratar de no usar numerosos clips de música diferente a lo largo de un video, y evitar que la transmisión de música sea el foco principal de un video incorporando un componente visual.

"Estas pautas son consistentes en los videos en vivo y grabados tanto en Facebook como en Instagram, y para todo tipo de cuentas, es decir, páginas, perfiles, cuentas verificadas y no verificadas", explica la publicación del blog de la red social. 

Pero la red social, que durante este tiempo ha visto hasta duplicado el número de transmisiones en vivo que se dan en la plataforma, no se usa solamente por parte de compañías con ánimo de lucro o influenciadores (que perciben ganancias por sus contenidos en las redes) sino también por grupos de amigos que comparten entre sí. 

Llevado al campo de la apropiación de internet, existen millones de usuarios que están ingresando al mundo digital por primera vez y lo hacen a través de redes sociales. Los contenidos de estos usuarios menos versados podrían reducirse sin un adecuado acompañamiento para explicar las reglas y sus alcances.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada