Juegos Panamericanos Junior e indígenas

Por Editorial el Sáb, 27/11/2021 - 11:27pm
Edicion
553

DFA
Son 2060 policías nuevos que garantizan la seguridad en los juegos, fuerzas especiales, CAI móviles y puntos de control en cada una de las sedes deportivas.

Editorial

Cuando hay 41 países de visita a la ciudad con motivo de los primeros Juegos Panamericanos Cali - Valle Junior 2021 y la guerra con las disidencias de las Farc, el ELN y hasta el clan del golfo, obliga a desarrollar un alerta amarilla en la seguridad de la ciudad.

Muy bien el Ministro de Defensa, Diego Molano quien estableció un dispositivo de seguridad para los juegos, otro para diciembre y en especial para la llegada de los indígenas a Cali.

Son 2060 policías nuevos que garantizan la seguridad en los juegos, fuerzas especiales, CAI móviles y puntos de control en cada una de las sedes deportivas.

Adicionalmente los patrullajes aéreos con una aeronave no tripulada al servicio de la cita panamericana y de todo el mes de diciembre para la vigilancia aérea.

A esto se suman 1700 soldados en toda el área perimetral a Cali, las vías del Valle de tal manera que se garantice el acceso a la ciudad seguro y en la ciudad 466 soldados, con patrullajes conjuntos y puntos de control en la ciudad. Muy bien determinado que sea hasta el 31 de diciembre y así se garantice la tranquilidad de los visitantes, de tal manera que no se permitirá bloqueos ni ningún tipo de vandalismo.

De otro lado de la visita de la minga indígena en esta primera semana de diciembre será directamente controlada por la nación, garantizando movilizaciones pacíficas, inclusive con acompañado de la policía.

WE
La experiencia de haber tenido 61 miembros de primera línea judicializados en la ciudad de Cali obliga a un dispositivo especial.

Pero no se va a permitir 1 mm de violencia y se capturará a quien quiera atentar contra la tranquilidad de los caleños.

La experiencia de haber tenido 61 miembros de primera línea judicializados en la ciudad de Cali obliga a un dispositivo especial.

El Ministro, a pesar de que el señor Alcalde tiene el mandato legal del manejo de la policía, asumió el control de la ciudad desde el punto de vista de seguridad, de conformidad a competencias constitucionales, y emplazó a la minga indígena para que hagan manifestación pacífica y que no se va afectar una sola afectación, ni abuso o bloqueo en Cali o en el Valle.

De esta manera se ha disipado por parte del gobierno nacional y el Ministerio de Defensa, las preocupaciones por la posibilidad de un atentado terrorista en presencia de la juventud de América o con la llegada de la minga indígena en el mes de diciembre.

La amenaza está latente, no se le va a permitir ni hacer 1 mm de violencia, quien quiera atentar contra la tranquilidad de los caleños. Es una buena noticia para la ciudad.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial