Inundaciones y sequias

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 30/04/2022 - 10:24am
Edicion
573

*Nicolas Ramos Gómez


Los abuelos decían: “abril aguas mil y mayo hasta romper el sayo”, aforismo cuyos efectos debido al calentamiento global crecerán y también como ellos decían, tanto con el actual invierno, como con el próximo verano, nos cogieron “con los calzones abajo”.

Igual está en veremos el desarrollo integral de la cuenca alta del Río Cauca que comprende la zona de Suarez a la Virginia. Una muestra de lo que se puede lograr con un manejo eficiente del agua es el desarrollo agrícola ejemplar de la zona de Roldanillo – La Unión – Toro, que se inundaba y luego se secaba. Da gusto mirarla hoy, desde el acogedor Hotel los Viñedos en La Unión, cuando la conocimos antes totalmente inundada.

Inundaciones y sequias

Para el desarrollo integral de la cuenca, la original CVC estudió el Plan del Agua 1990, que proyecta las obras indispensables para prevenir las inundaciones que ya comenzaron y prevenir la sequía de los próximos meses de julio y agosto. Ese plan, pese a nuestros esfuerzos por divulgarlo, sigue sin doliente. Igual la minería ilegal en los Farallones de Cali sigue campante, como el whisky escocés, a solo 15 kilómetros por carretera de las autoridades de Santiago de Cali.

Confiemos que, con las inundaciones que apenas comienzan y la sequía del próximo verano, despierte la dirigencia vallecaucana. Esa falta de liderazgo es la mayor pandemia de la región y todo indica que nos hemos dedicado a contarnos “valores o resultados de un supuesto crecimiento económico”, cuando la realidad es que seguimos sin rumbo y sin timonel. 

Cada cuatro años nos echan cuentos de que se adelantarán grandes obras de desarrollo, que luego no pasan del tintero o de la mente de sus profetas politiqueros. 

Todo lo anterior es triste y ya lloraremos por las inundaciones y luego, con sed, por la sequía. Despertamos o pronto tendremos el agua al cuello, como también decían, con su saber ancestral, los abuelos y bisabuelos. 

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial