La incertidumbre de los vallecaucanos

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 04/09/2021 - 8:26am
Edicion
541

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

La incertidumbre que domina a los vallecaucanos en relación con el presente y futuro de la ciudad y del departamento del Valle del Cauca, es cada vez más evidente en la medida en que los resultados de la gestión gubernamental son mas pobres y limitados en tanto que las decisiones de sus autoridades están mediatizadas en muchos casos por el gobierno nacional en el marco de lo que se conoce como el “centralismo bogotano” de carácter burocrático, el cual finalmente es el que asume todo el poder de decisión sobre determinados proyectos de interés general para el desarrollo y progreso regional.

Se trata en este caso de la denominada vía Mulaló-Loboguerrero adjudicada hace más de siete años por el gobierno nacional y que hoy nuevamente promete ejecutarla a pesar de todos los inconvenientes que rodean su construcción que unirá a Cali con Buenaventura y con el resto del país.

ewrge
Su aplazamiento pone de presente la dependencia de las clases dirigentes de la región del gobierno nacional y del poco peso político que tienen en el concierto naciona

Paradójicamente ha sido el mismo Estado a través de sus agencias las que han dilatado los procesos relacionados con el otorgamiento de la licencia ambiental, sometida a una serie de requisitos, de presiones y obstáculos que hubieran podido superarse en el tiempo si hubieren tenido en cuenta las observaciones de los habitantes de la región, que por lo demás nunca se han opuesto a la realización de esta vía sino a su  trazado inicial que afecta negativamente las condiciones medioambientales por donde supuestamente se construiría la citada obra de infraestructura.

Su aplazamiento pone de presente la dependencia de las clases dirigentes de la región del gobierno nacional y del poco peso político que tienen en el concierto nacional, al tiempo que ya no cuentan con la vitalidad para dirigir los asuntos públicos de los vallecaucanos generándose con ello un proceso de descomposición y debilitamiento de los valores de la vida económica, social e institucional.

Cuánto tiempo más se necesitará para la ejecución de esta obra de gran magnitud e importancia para el Valle del Cauca, es algo que no deja de preocupar a los vallecaucanos y que no podría determinarse en tanto se deben cumplir con una serie de pasos antes de iniciarse su construcción, la cual debería ser un proyecto de Estado y no de un gobierno que al tenor del mandato constitucional debería responder ante la comunidad vallecaucana por negligencia en el ejercicio de sus funciones.

Para que dicha obra deje de ser una simple posibilidad formal y se convierta en una realidad concreta, es menester que los vallecaucanos se movilicen y realicen las acciones pertinentes para exigir del gobierno nacional el cumplimiento de sus promesas a través de sus agentes asentados en la Agencia Nacional de Infraestructura y de asuntos ambientales, acorde con los intereses de la comunidad que vive en el sector por donde se construirá la vía y actuando siempre con el propósito de mitigar los daños colaterales que se puedan presentar en los bosques, selvas y ríos a partir de las acciones que se emprendan para utilizar los recursos que brinda la naturaleza, que deben transformarse y enriquecerse para beneficio de la comunidad vallecaucana y del país.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial