Con 118 años, la persona viva más vieja del mundo llevará la llama olímpica

Por Luis Eduardo E… el Lun, 15/03/2021 - 12:24pm
Edicion
516

Luis Eduardo Echeverri Franky

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


Kane Tanaka la persona viva más vieja del mundo se prepara para llevar la antorcha olímpica este mayo en Japón. 

La maravillosa señora Tanaka sobrevivió dos veces al cáncer, vivió dos pandemias mundiales y ama las bebidas gaseosas, tomará la llama olímpica cuando pase por Shime, en la prefectura de Fukuoka, su hogar.

Si bien la familia de Tanaka la empujará en una silla de ruedas durante la mayor parte de su recorrido de 100 metros, la supercentenaria, una persona de más de 110 años, está decidida a caminar los últimos pasos, ya que pasa la antorcha al siguiente corredor.

.Los poseedores de récords anteriores para los portadores de la antorcha olímpica más viejos incluyen a Aida Gemanque de Brasil, quien encendió la antorcha en los Juegos de Verano de Río 2016 a los 106 años, y el jugador de tenis de mesa Alexander Kaptarenko, quien corrió con la antorcha en los Juegos de Invierno de Sochi 2014 a los 101 años.

Tanaka ahora vive en un hogar de ancianos, donde generalmente se despierta a las 6 am y disfruta jugando al juego de mesa estratégico Othello. La familia de Tanaka, que no ha podido visitarla durante 18 meses por la pandemia de covid-19, dijo que mantener la curiosidad y las matemáticas son sus secretos para mantener la mente aguda y el cuerpo sano.

Tanaka no es de ninguna manera la única centenaria de Japón.

Por primera vez el año pasado, Japón registró más de 80.000 centenarios, según el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar del país, lo que marca el 50 aumento anual consecutivo.

En 2020, una de cada 1.565 personas en Japón tenía más de 100 años, más del 88% de ellas mujeres.

En Japón, las mujeres tienen una esperanza de vida de 87,4 años en comparación con los 81,4 años de los hombres, según mostraron las cifras del Gobierno publicadas en julio de 2020.

En 2019, el Libro Guinness de los Récords Mundiales certificó a Tanaka como la persona viva más vieja del mundo, y ahora tiene la mira en otro hito: el récord de la persona más anciana que ha vivido lo tiene una mujer francesa, que murió a los 122 años. “(Kane) dijo que quiere romper ese récord”, dijo Eiji Tanaka, su nieto.

Caliescribe edición especial