Osorio reconoce que hubo momentos de duda

Por Redaccion el Sáb, 19/06/2021 - 12:12pm
Edicion
530

Fueron varias las especulaciones que surgieron después de que pasara un mes de diálogos y Tulio Gómez y Juan Carlos Osorio no concretaban la firma del contrato del risaraldense como nuevo técnico del América de Cali.

Entre ellas que sus peticiones no eran fáciles de cumplir y que una oferta de Emiratos Árabes lo habían hecho declinar. Lo cierto, y como el mismo Osorio lo reconoció, las charlas tambalearon en un momento determinado, pero al final todo quedó resuelto.

En cuanto a la alocución que hizo el presidente ejecutivo, Mauricio Romero, sobre Juan Carlos Osorio como el mejor, se hizo una comparación a lo ocurrido en 1978 cuando fue vinculado Gabriel Ochoa Uribe, a lo que el entrenador respondió: “No soy digno del paso del Dr. Ochoa no solo en el fútbol a nivel de club sino en todo el país, su manera de gestionar las nóminas sino todos los logros que obtuvo. Los años han pasado y obviamente que las metodologías de hoy, hablando de la periodización táctica y del método estructurado, uno sumándole la parte analítica lo invita a uno a ser ecléctico, a creer que lo de antes es un gran punto de referencia y que no inventamos nada, pero sí lo podemos innovar, lo podemos mejorar ojalá y sumar cosas, esa es la tarea, y lo tuvimos muy en cuenta, que ese par de aguas de la llegada del Dr. Ochoa podría ser el punto de partida de este proyecto. Hoy en día lo más importante, y hablo a título propio, es educar a nuestros educadores y formar a nuestros formadores. Creemos que en el aspecto de formar jugadores, sin ser petulantes, creemos que podemos aportarle al fútbol colombiano en ese aspecto”.

A la pregunta de acerca de que si en algún momento hubo dudas, señaló que “como lo manifestó Óscar Luis Cárdenas, al igual que hubo tantas conversaciones con la llegada del Dr. (Gabriel) Ochoa, en esta oportunidad nosotros también nos tomamos el tiempo suficiente, primero que les quedara claro a todas las personas que no faltan los mal intencionados que de pronto sugirieron que teníamos algo decidido o un precontrato o contrato antes de la salida del cuerpo técnico anterior, a quienes respetamos profundamente y por ser colegas nunca aceptamos esa conversación, hasta que el club tomara una decisión”.

Agregó que “una vez que el club tomó una decisión ya teníamos valorada la nómina y empezamos a hablar con el presidente, con los dueños, cuál era el proyecto deportivo que nosotros queríamos, porque afortunadamente teníamos otras opciones y oportunidades de trabajar en el fútbol extranjero y nos decidimos por el amor, por el cariño que le tenemos a nuestro país, por las ganas de trabajar con jugadores colombianos en nuestra nación, por las ganas de darle ojalá una competitividad en el fútbol colombiano de un rango más alto del que actualmente tiene, que seamos un proyecto deportivo del cual se sientan orgullosos todos los americanos. Las conversaciones se dieron en su momento y hubo días en que pensamos ni que ellos estaban de acuerdo ni nosotros, pero se retomaron, se superaron y se llegó a acuerdos como debe ser, y al final decidimos hace cuatro días atrás de tomar la decisión de que sí, y aquí estamos preparados para este gran reto”.

En cuanto a la exigencia que encontrará en la afición escarlata, dijo que “hay señales, signos, factores que en un juego de fútbol le llegan a toda la gente que está viendo un partido, sabemos qué equipo juega bien y qué equipo está comprometido con esa idea de juego, se va a perder, se va a empatar y a ganar, sin lugar a dudas, la parte de eso hay que relacionarlo con que estamos en una democracia y los hinchas y los que acompañan al club están en todo su derecho de expresar su opinión, ojalá lo hagan con respeto. Mientras que esos debates o esas críticas tengan objetividad y sean hechas con dignidad y respeto, creo que las vamos a entender y a tratar siempre de tener un equipo que los represente dignamente y que les dé muchas alegrías”.

Caliescribe edición especial