Imprecisión, pecado de Colombia en Copa América

Por Redaccion el Sáb, 19/06/2021 - 12:15pm
Edicion
530

Fueron dos equipos muy distintos los que presentó Colombia en esta Copa América 2021: uno, contra Venezuela, el once estelar de Colombia, y el otro, contra Ecuador, lleno de posibles alternativas. Y la sospecha no tuvo variaciones: en 180 minutos solo pudo anotar un gol.

Hay que decir que cada historia tuvo sus particularidades y sus protagonistas, que a pesar del empate la selección nacional mostró una mejor cara contra Venezuela y que ahora que hay al menos tres partidos más (dos de primera fase y una de la siguiente ronda, a la que ya se clasificó) para seguir encontrando soluciones.

1. La media distancia
Una fórmula que arregló el partido contra Ecuador pero que se usó poco contra Venezuela fue la media distancia. Y es raro no usarla con tantas opciones: Cardona, Muriel, Díaz, Matheus, para empezar, son alternativa. Rueda probó a Campaz pero no es fácil estrenarse y pretender hacerlo con gol... sigue siendo una alternativa.

2. El desmarque
Otra situación que va siendo habitual es que se confía demasiado en la potencia de Zapata en el duelo hombre a hombre y se le recarga la obligación. ¿Y los demás? Hay que usar esa virtud para sorprender, los Muriel, los Borja, Borre o el que llegue, necesitan aprovechar ese arrastre de marcas para abrir nuevos caminos, para que Cuadrado no siempre tenga que devolver la pelota hacia atrás una y otra vez sino que los de arriba le propongan el pase.

3. Los costados
Hay un desequilibrio por la bandas: Muñoz lo hace muy bien en la salida pero Tesillo no se anima, el primero deja espacios a su espalda, el segundo es garantía en su zona en materia de marca. Una parte del trabajo bien, otra no tanto, en ambos casos. Puede ser que Fabra, e último convocado por lesión de Moreno, sea una carta más, pero lo cierto es que por las bandas todavía hay mucho que hacer para ayudar a proyectar el ataque desde el campo propio.

Caliescribe edición especial