Zhang, el presidente millennial del Inter obsesionado con Messi

Por Luis Eduardo E… el Sáb, 22/08/2020 - 11:37am
Edicion
487

Luis Eduardo Echeverri Franky

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


Cuando Zhang Jindong abrió junto a su hermano mayor una tienda de aparatos de aire acondicionado en 1990, es de suponer que no se imaginaba con una fortuna de 8.300 millones de dólares 30 años después. Y seguro que no pensaba en que aquel Inter de Milán de los alemanes Matthäus y Klinsmann ahora sería suyo… La historia es que aquella pequeña tienda en una calle de Nanjing se convirtió en Suning Holding Group, la segunda compañía más importante de China, que en 2018 alcanzó unos ingresos de 80.800 millones de dólares gracias a los beneficios obtenidos en su página web, Suning.com, y a su trabajo en diferentes sectores: financiero, tecnológico, inmobiliario, entretenimiento, inversiones... Todo para ser incluida en la lista Fortune Global 500 de los últimos tres años.

Tal ha sido el éxito empresarial de Zhang Jingdong que los años le han ido motivando a adentrarse en el mundo de los deportes. Primero con el Jiangsu Suning, equipo de la Primera División de fútbol de China (CSL) que el verano pasado estuvo a punto de llevarse a Gareth Bale.

ertyuk

Suning Holding Group, la empresa de su padre, compró el club Inter de Milan en 2016 y Steve, con 26 años, terminó siendo el presidente más joven de la historia del conjunto italiano… En el verano de 2016, Suning llegó a un acuerdo para la compra del 70% de las acciones del club italiano y, con el paso de los meses y tras muchas negociaciones en la administración de la organización, se decidió que Steve Zhang (Nanjing, 1991), hijo de Zhang Jingdong, se convirtiera en el presidente más joven de la historia del conjunto de San Siro. Lo hizo con sólo 26 años, a una edad a la que la mayoría de veinteañeros están fichando y vendiendo jugadores, pero en el Football Manager.

wteh5

Llegó a Milán después de haber estudiado en varias escuelas de negocio y tras formar parte del equipo de analistas de la multinacional Morgan Stanley, bajo el obvio aprobado de su padre y con un objetivo: Leo Messi. El joven jefe nerazzurro, que todavía no se atreve con el idioma italiano, es un enamorado del jugador argentino. De hecho, cumplió la mayoría de edad a finales de 2009, en las mismas fechas en las que el astro argentino levantaba su primer Balón de Oro.

En las oficinas de Suning el joven empresario chino está muy atento a toda la actualidad del Camp Nou y a los rumores que sitúan a Messi fuera del club azulgrana. No en vano, el gran objetivo del magnate es convertir al Inter en una gran marca comercial, una vez que tiene asegurada la buena andadura deportiva. Y ahí encaja, cómo no, el '10' del Barcelona.

El Inter presentó los mayores ingresos de su historia el curso pasado, tenía al público entregado en un San Siro que quiere remodelar (la mejor media de espectadores del país) y necesita el 'punch' definitivo pasa volver a asomar en el top-10 de clubes más valiosos del mundo (ahora mismo es 15º).

wegre

En lo deportivo, el Inter lleva 10 años sin ganar la Serie A y un par de años acercándose al Scudetto de la Juventus, aunque sin éxito.

Zhang se resiste a perder al argentino Lautaro Martínez, al que compró por 25 millones a Racing y por el que pide más de 100, con el Barcelona como principal interesado…. Además, no piensa dejar marchar a Romelu Lukaku, perfecto acompañante del atacante sudamericano y que le costó 75 millones, su fichaje más caro. Entre ambos llevan 60 goles esta temporada, por lo que la delantera está asegurada. …Para este verano ya se ha gastado 40 en Achraf para pulir su defensa, y en invierno se dejó más de treinta en Eriksen, al que le ha costado adaptarse…. Conte se ha quejado de la directiva y podría decir 'adiós', pero Zhang guarda billetes en el bolsillo para acometer otra gran operación que celebrará de la misma forma que el pase a la final de la Europa League de su equipo: selfie millennial sobre el césped.

 

Caliescribe edición especial