Deportistas colombianos rumbo a Tokio ven de reojo al coronavirus

Por Redaccion el Lun, 24/02/2020 - 8:31am
Edicion
461

Cuando faltan menos de 160 días para que empiecen los Juegos Olímpicos de Tokio, 24 deportistas colombianos clasificados entrenan a diario para representar al país en el encuentro.

Sin embargo, el coronavirus sigue sembrando alerta por su expansión, pero el Comité Organizador de las justas ha recalcado que no se está contemplando cancelar o posponer el evento.

Los atletas entrenan entre 6 y 8 horas diarias con miras a los Olímpicos y durante su preparación reciben apoyo de fisioterapeutas, médicos y psicólogos.

Es el caso de los clavadistas Daniel Restrepo y Sebastián Morales, quienes compiten en la modalidad de trampolín 3 metros y que consiguieron sus cupos para Tokio en agosto y julio de 2019, respectivamente. Ante una eventual cancelación de los Olímpicos debido al coronavirus, Morales afirma que sería una noticia muy triste.
“Clasificamos hace mucho tiempo y queremos llegar allá, representar y conocer el país… Ver las maravillas con las que van a salir”, señaló.

Uno de los propósitos del nadador es ser reconocido como el primer colombiano en conseguir alguna marca mundial en natación.

Esta será la primera participación de Restrepo en unos Olímpicos. El antioqueño, de 19 años, afirma que ir a este evento siendo tan joven lo llena de felicidad.

“Me pone a soñar en grande porque puedo hacer muchas cosas por Colombia”, sostiene. Sobre el coronavirus, comenta que al no saber cómo se va a solucionar la situación, él solo se preocupa por entrenar y dar lo mejor”, indicó.

Otra deportista que viajará a Tokio es Sandra Galvis, en la marcha de 20 kilómetros.

“Me preocupa que los Juegos lleguen a aplazarse porque la preparación se hace desde mucho antes. Al momento de cambiar la fecha, hay que cambiar también el proceso del entrenamiento”, declaró la marchista.

Sin embargo, espera que el virus se pueda combatir con los avances tecnológicos.

Hay desconcierto

Hasta la fecha, en China, país donde surgió el brote, se han reportado 74.188 casos de personas con la enfermedad. En Japón, hay 84 casos confirmados, a los que se suman 621 personas que resultaron infectadas en el crucero Diamond Princess.

Carlos Trillos, médico magister en epidemiología y profesor de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario comentó sobre el tema.

“Los japoneses se destacan por su rigurosidad en los sistemas de control y alerta en desastres, incluidas las epidemias, con estricta verificación de ingreso de personas provenientes de China”, precisó.

Las estadísticas muestran cómo el número de contagios no se detiene, aun cuando se observa una desaceleración en el crecimiento de los últimos días.

Evitar las multitudes es una de las medidas básicas que se toman en situaciones como la de la actual epidemia, pero solo en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016 asistieron 10.500 atletas.

Por lo tanto, la afluencia de personas en este tipo de eventos crece sustancialmente con la llegada de aficionados, delegaciones de distintos países, medios de comunicación, jueces, entre otros actores.

“Los más vulnerables en epidemias son los niños menores, los ancianos y las personas con problemas que afectan el sistema inmune, lo que no excluye que los deportistas también se puedan enfermar”, afirmó Trillos, quien agrega que un factor positivo es que los deportistas son jóvenes y con buena nutrición. En el caso del coronavirus, ha afectado con mayor frecuencia a adultos mayores de 40 años.

Aunque distintos entes de salud y medios de comunicación buscan informar constantemente sobre el virus y desmentir los mitos que cunden en torno al mismo, el desconocimiento acerca de esta enfermedad también repercute en los deportistas. “La preocupación por la epidemia y los mitos alrededor de ella podrían afectar la concentración y el rendimiento de los atletas, lo cual debe ser trabajado por los equipos interdisciplinarios que los apoyan”, explicó el experto.

Mauricio Ortega batió el récord suramericano en lanzamiento de disco durante los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en los cuales también consiguió la clasificación a Tokio. Actualmente está entrenando en Portugal.

“Si ellos tomaron la decisión de realizar los Juegos es porque van a tomar las medidas y nos van a brindar la seguridad necesaria... y más”, afirmó con respecto al anuncio del Comité Organizador de llevar a cabo sin alteraciones el evento.

Carlos Izquierdo, otro colombiano que estará en Tokio 2020, considera que competir en lucha libre es una forma de continuar con el legado de su padre y de su tío, quienes practicaban dicho deporte.

“Ir a Tokio es para mí una ilusión porque siempre fue la ciudad que quise conocer. Que los aplacen o cancelen me daría mucha tristeza, pero también hay más Juegos Olímpicos y más oportunidades”, declara el luchador.

Pese a la alerta por el coronavirus, los deportistas colombianos continúan su preparación para representar al país en Tokio y se atienen a las decisiones del Comité Olímpico Internacional.

“Hay que esperar; no se puede precipitar la decisión o lo que sentiría si no se realizan los Juegos. Creo que hay que estar pendientes, seguir preparándose y dar siempre lo mejor”, afirma Ana María Rendón, arquera colombiana.

No hay una decisión

De acuerdo con el epidemiólogo Trillos, cuando faltan cuatro meses para los Juegos es prematuro tomar posición y tomar decisiones.

“Esto debe ser estudiado detenidamente por los equipos sanitarios de Japón, con la participación de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, entre otros, que deben tener en cuenta la seguridad sanitaria mundial. En Colombia, las autoridades deportivas deben coordinar el viaje con el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Salud”, agregó Trillos.

Cancelar o posponer los Juegos Olímpicos no es un tema que se toque por ahora, pero que de alguna manera está latente.

John Coates, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) advirtió en días pasados en CNN que no hay pplanes para que las justas sufran con el coronavorus.
“No hay ningún caso para planes de contingencia de cancelar los Juegos o mover los Juegos”, señaló.

Y agregó: “Continuamos monitoreando particularmente a los chinos que vendrán aquí”.

En el Comité Olímpico Colombiano (COC) no hay un pronunciamiento sobre el tema, aunque sí hay alguna preocupación médica.

“Para el mundo del deporte es complicado el tema. El próximo jueves tenemos luna comisión médica y hemos invitado a Jorge Cortés, uno de los mejores infectólogos del país, para que nos oriente sobre el tema, no de conceptos objetivos e ir viendo las posibilidades”, dijo Mauricio Serrato, Coordinador médico del Ministerio del Deporte.

“Claro que el coronavirus nos puede perjudicar el curso de los Juegos, los puede alterar. En una Villa Deportiva están 10.000 personas de todo el mundo, con un solo caso se haría que se cerrara la Villa, es por eso que la situación es complicada”, precisó el médico.

“Nosotros tenemos que esperar y miramos todos los escenarios. Jorge Cortés es un líder en este tema y su charla nos servirá para documentarnos. No hay ningún pronunciamiento ofical sobre este tema y los Juegos Olímpicos de Tokio”, agregó Serrato.

Caliescribe edición especial