América tomó la ventaja en la final femenina: venció 2-0 al DIM

Por Redaccion el Mié, 25/09/2019 - 8:16am
Edicion
439

Deportivo Independiente Medellín tuvo una floja presentación en el encuentro de ida por la Gran Final de la Liga Femenina 2019. Las ‘poderosas’ no lograron tener dinámica, ni profundidad en un partido donde América aprovechó la media distancia para marcar diferencia.

El primer tiempo, Medellín arrancó con un sistema 4-4-2, que dependiendo de los instantes del partido pasaba a un 4-2-3-1 en su fase defensiva y en la ofensiva con un 4-3-3. Yisela Cuesta era la referente en el ataque del equipo, pero por momentos estaba desconectada del circuito de juego debido a la superioridad numérica que empleaba un América replegado y jugando al contraataque.

Por momentos, la visita empleaba el juego por bandas, empleando más el sector izquierdo. Además, buscaban a cuesta, intentando filtrar balones por parte de Oriánica Velásquez y Paula Botero, quien cumplía la labor de marca y creación.

Pese a que América de Cali tuvo las mejores opciones en la etapa inicial, con el gol al minuto 11 producto de un tiro libre de Catalina Usme que desvió Manuela Vanegas. Y al minuto 22 con un tiro de esquina desde el sector izquierdo que la defensa no supo referenciar, realizando un rechazo defectuoso y por fortuna, contó con fallas en la definición de las locales.

Aunque la propuesta ofensiva desde lo táctico es buena, Medellín no ha sido profundo y le cuesta descifrar las líneas rivales, cada vez más juntas. La media distancia fue algo que se desperdició en el primer tiempo, con apenas un remate de tiro libre que controló la arquera Nathalia Giraldo.

En la etapa complementaria, Medellín esperaba el ataque americano y al minuto 3, un remate de media distancia de Carolina Pineda no logró controlar Sandra Sepúlveda y la pelota terminó adentro.

Sobre el minuto 11, ingresó Melissa Rivas en lugar de Oriánica Velásquez, quien se mostró incómoda a lo largo del partido. 10 minutos después sacó a Paula Botero y le dio paso a Sara Córdoba, buscando una mayor amplitud en el juego. El último cambio rojo lo realizaron al minuto 30, ingresando Yurleidys Doria, en lugar de Naila Imbachi.

Al minuto 34, Medellín tuvo la opción más clara tras un centro desde la esquina izquierda y en doble golpe de cabeza, Yisela Cuesta tuvo para marcar el descuento para la visita. Los últimos minutos, la visita se animó rematando de media distancia, aumentando el volumen de juego ofensivo, pero le faltó la eficacia.

Medellín no logró ser un equipo dominador y contundente, encajó su segunda derrota en el campeonato dejando más dudas que certezas. Les faltó precisión, atacar con variantes y ser más versátiles del medio campo hacia adelante. Tenía la pelota, pero no sabía que hacer con ella.

Caliescribe edición especial