Inequidad o injusticia

Por Nicolas Ramos Gómez el Vie, 27/12/2019 - 10:12pm
Edicion
453

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


Fomentamos la cultura de la informalidad,

el contrabando, el desorden, el peligro

 

Espacio publico
Y la inequidad la vivimos a diario en la ciudad en el tránsito vehicular. Cuando cada día es mayor en el mundo

En la aplicación de las normas o de la ley, aparecen en Colombia y en las ciudades toda clase de inequidades o injusticias. A los grandes ladrones, o los llamados de cuello blanco, les dan la casa por cárcel y a los pequeños ladrones los confinan en cárceles súper pobladas, que en muchos casos son academias de alta calificación para mejorar la delincuencia o en otros casos desde allí se delinque.

 

Y la inequidad la vivimos a diario en la ciudad en el tránsito vehicular. Cuando cada día es mayor en el mundo la preocupación por el grave problema del calentamiento global, con sus ya más catastróficas evidencias por los gases de efecto invernadero, vemos camiones, busetas y jeeps, que se supone han cumplido la norma de la revisión técnico-mecánica, arrojando grandes columnas de humo negro contaminante. ¿Será que les exigen el certificado y los multan, como a los propietarios de vehículos particulares, por no tenerlo o por vencimiento de éste?

Los efectos del calentamiento global los evidenciamos hoy con las frecuentes inundaciones, mayores tifones como el María que asoló a Puerto Rico, los monzones y los grandes incendios que hoy azotan a Australia, como antes a California.

Gualas
Los vendedores ambulantes y las empresas informales no pagan impuestos, pero a las pequeñas empresas que nacen formales si se les exige pagar impuestos.

Igual el transporte en las gualas o jeeps, para quienes las normas del sobrecupo no tienen aplicación y por lo tanto arriesgan cada minuto la vida de sus pasajeros. El sobrepeso en la parte trasera cuando se transita por un piso resbaloso puede ocasionar que las llantas delanteras no obedezcan y causen una tragedia al desubicarse el centro de gravedad, que es el que da estabilidad al vehículo. Alguien nos explicaba que son mafias con quienes las autoridades de tránsito no se atreven a aplicar las normas.

Los vendedores ambulantes y las empresas informales no pagan impuestos, pero a las pequeñas empresas que nacen formales si se les exige pagar impuestos. Una empresa productora de alimentos debe cumplir con todos los requisitos del INVIMA, como debe ser, pero ¿Qué dice Salud Pública acerca de la venta de comida en las calles sin normas mínimas de higiene, que afectan la salud de la población? ¿O la Secretaría de Movilidad cuando los transeúntes viven el peligro de ser atropellados en las vías porque los andenes, por donde tienen el derecho de transitar, están ocupados con ventas ambulantes?

Fomentamos la cultura de la informalidad, el contrabando, el desorden, el peligro y las normas son solo para unos pocos.

Nuestros mayores, con toda lógica decían: “O todos en la cama o todos en el suelo” como verdadero y cierto principio de equidad y justicia

 

Caliescribe edición especial