Mané abre la puerta al Barça

Por Luis Eduardo E… el Vie, 28/08/2020 - 6:12pm
Edicion
487

Luis Eduardo Echeverri Franky

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


Cuando en la década de los 60’s en el ámbito del fútbol se pronunciaba la palabra ‘mané’, se hacía referencia al extraordinario wing derecho (campeón mundial con Brasil 1962) Manoel dos Santos ‘Garrincha’….30 años después nació en Senegal

Sadio ‘Mané’ quien hoy a sus 28 años juega como extremo por ambas bandas o mediapunta y su equipo actual es el Liverpool FC de la Premier League, club con el que se consagró campeón de la Champs League 2018-2019….Su historia es llena de humildad y pletórica de logros en las canchas.

Mané tenía 9 años. Hacía dos que había muerto su padre y su futuro en Bambali, la aldea en la que vivía en el sur de Senegal, era trabajar en el campo. Hoy es el candidato principal a ocupar el vacío que dejará Lionel Messi en el Barcelona.

​Detrás de Mané hay una historia. De Africa a Anfield. De la aldea a levantar la Champions League….En su pueblo, Mané tenia un apodo, “Ballonbuwa” (el mago de la pelota). “Me consideraban el mejor jugador del pueblo, pero en mi familia nadie consideraba que pudiera ser futbolista. Yo estaba totalmente convencido. Lo único que me preguntaba era cómo”.

La escena cambia. El nene que no sabía cómo podía llegar a cumplir su sueño ahora se asoma en un balcón. Está en su lugar, su pueblo. Desde abajo, decenas de personas desaforadas lo reciben como un héroe, lo aplauden y se unen en un grito: "¡Balón de oro! ¡Balón de Oro!".

wafewgrehtr

En la última votación para los premios The Best que la FIFA entrega al mejor jugador del año, Lionel Messi (ganador de la estatuilla) lo eligió a él. El argentino dejó en segundo lugar a Cristiano Ronaldo y un escalón más abajo a su compañero en el Barcelona Frenkie de Jong. Tenía argumentos, claro: Mané había sido una de las figuras centrales del Liverpool que eliminó al Barcelona en semifinales de la Liga de Campeones y que luego levantó el trofeo.

El baile de nombres también llega a Liverpool en este convulso tramo final de verano marcado por el anuncio de Messi. Mientras tanto, a Mané se le dibuja una sonrisa en la cara cuando aluden al Barça, admirador del cuadro azulgrana desde la era de Ronaldinho. El senegalés está abierto a un cambio de aires después de haber alzado la Champions y la Premier en Anfield, inmejorable carta de presentación para alguien que no dice que no cuando le sugieren jugar en el Camp Nou.

awfserdfy

Si bien cambiar Liverpool por Barcelona puede parecer un salto al abismo, Mané opina distinto. El extremo ve el vaso medio lleno, siempre optimista, convencido de que ahora que Koeman inicia la transición puede ser un buen momento para examinarse. Ha triunfado en Inglaterra, se ha ganado el respeto de la gente pero quiere más. O quiere otras cosas. Quizá porque en Anfield ha visto que mejorar el expediente es casi un imposible o porque las circunstancias han cambiado.

Su relación con Klopp es buena, pero no es la misma que la de hace un tiempo. Mané ha rendido por encima de Firmino y de Salah y, sin embargo, no se le da la trascendencia que merece tras el triunfo en la Premier.

Con o sin Messi, en Barcelona se le abre otro universo. Pero ese es el sentir de un jugador al que no le va a ser nada fácil salir de Anfield. Patrimonio de un Liverpool que no quiere ceder el trono ni descapitalizarse, no se puede negociar por el senegalés por menos de 120 millones de euros. Una cantidad inasumible para un Barça que ha gastado demasiado estos últimos años, con DembeléCoutinho Griezmann

Mané abre la puerta, pero probablemente Klopp se la acabe cerrando.

Caliescribe edición especial