El puente Calle 5ª Cra 6ª está "quebrado"

Por Carlos Cuervo el Sáb, 31/07/2021 - 11:20pm
Edicion
536

Carlos Armando Cuervo Jiménez

Emprendedor y empresario con formación en Ingeniería Industrial


efwe
Considerado por la mayoría de los caleños como un lugar de interés turístico por su mirador ubicado en la parte más alta de la colina

A través de esta columna quiero dirigirme a las autoridades municipales y apropiándome del título de esta ronda establecer un símil de las situaciones que describiré a continuación. 

El tradicional barrio de San Antonio

Considerado por la mayoría de los caleños como un lugar de interés turístico por su mirador ubicado en la parte más alta de la colina y además por ser la sede del segundo templo colonial construido en Cali sobre el año de 1747. Además el barrio con sus estrechas calles es hoy por hoy la sede de una heterogeneidad de propuestas gastronómicas, hoteleras y culturales, lo cual le permite al visitante disfrutar de múltiples planes para el entretenimiento.

Indiscutiblemente es el único barrio tradicional y antiguo que aún conserva la ciudad, o mencionado de una manera coloquial es el lugar de encuentro para visitantes locales y foráneos que pasan por la ciudad. Infortunadamente las administraciones municipales jamás han comprendido su real potencial, al punto que no existen parqueaderos, el parque carece de una infraestructura de baterías sanitarias, la vigilancia policial es mínima y no existe una articulación con los promotores y autoridades turísticas. ¿Será que en esta administración algún funcionario con poder de acción ayudará a superar tanta dificultad?

Sus estrechas calles de viernes a domingo se ven desbordadas por cientos de vehículos, convirtiendo en un caos la movilidad. La conexión con el centro de Cali es difícil por el trazado de la calle Quinta, arteria que lo aísla, obligando a los residentes a utilizar el desplazamiento peatonal el cual se realiza por la carrera 4 superando los peligrosos obstáculos que esta vía de inmenso tráfico vehicular presenta, sobre todo en la intersección con la calle quinta, en donde hace un par de años el DAGMA acabó con la delimitación entre los transeúntes de a pie y los vehículos.

wer
Al cruzarse con la calle quinta ofrece dos alternativas para superar el obstáculo vehicular de la vía

Puente Calle 5ª y carrera 6ª

Al cruzarse con la calle quinta ofrece dos alternativas para superar el obstáculo vehicular de la vía, un puente peatonal instalado alrededor de hace 42 años y un semáforo peatonal instalado hace aproximadamente tres años.

A raíz de la pandemia y del reciente paro, la situación de seguridad en el barrio se ha degradado a niveles exagerados dificultando las actividades de desplazamiento a pie, pero como lo describí en un párrafo anterior el ingreso al centro urbano es más sencillo caminando. Y es usando la carrera sexta, como camino expedito para tal fin.

La controversia

Resulta que desde la instalación del semáforo peatonal se ha venido discutiendo al interior de la administración municipal sobre la necesidad de demoler o no el dichoso puente que permite eludir el paso a ras de vía a los peatones.

Las razones van desde lo estético hasta los nuevos estándares mundiales para preservar la movilidad universal, pero resulta que por varias razones muchas personas se ven obligadas a seguir cruzando la vía por el puente, entre ellas se destacan:

  • wfegr
    La propuesta de la administración de convertir a subterránea la vía con el proyecto Boulevard de San Antonio
    La imprudencia de los motociclistas que no respetan el semáforo de manera constante, ocasionando accidentes hasta ahora leves
  • Y la inseguridad, porque esa esquina es utilizada por los atracadores en moto para ingresar al barrio, iniciando sus actividades delictivas a partir de ahí.

El túnel ( murió como prioridad)

La propuesta de la administración de convertir a subterránea la vía con el proyecto Boulevard de San Antonio, terminaba con la necesidad de preservar el puente, pero a raíz del cambio de prioridades este proyecto por pandemia y estallido social, quedó en veremos, pero el puente.

Ya se había convertido en un elemento indeseable al interior de la dirección de Planeación, y como el alcalde decidió mantenerlo en pie, la subdirección de espacio público decidió embellecerlo con un proyecto ya en ejecución.

Las materas, de espaldas a la comunidad

La instalación de unas materas en las escaleras del puente en ambos extremos del cruce de la calle quinta con la carrera sexta y sin el concurso de las secretarias de Movilidad y de Infraestructura quienes también tienen competencias legales.

Así de absurdo y como suena los arquitectos del taller de espacio público bajo la dirección del subdirector de espacio público arquitecto Ricardo José Castro Irragorri optaron y de espaldas a la comunidad afectada, obstaculizar el desplazamiento sobre el puente, y cuando se le pidió al citado funcionario las razones su respuesta escueta fue que era parte de sus funciones otorgadas por el decreto municipal 411..20.0516 del 28 de septiembre de 2016 que confiere a dicha subdirección normas para rediseñar el espacio público.

re
Ahora debo recordarle al señor arquitecto Castro Irragorri que aun con los poderes que le otorga el decreto municipal, existen normas superiores como la ley 388 de 1997, el decreto 1052 de 1998

Y cumplimiento de las normas legales?

Ahora debo recordarle al señor arquitecto Castro Irragorri que aún con los poderes que le otorga el decreto municipal, existen normas superiores como la ley 388 de 1997, el decreto 1052 de 1998 y el decreto 1600 de 2005, los cuales establecen unas competencias y un ordenamiento para afectar el espacio público a los particulares y a las entidades administrativas y ejecutivas del orden nacional, regional o municipal incluyendo distritos especiales.

Como al momento de escribir estas líneas desconozco si se efectuó  el debido proceso, le solicito comedidamente a las autoridades de Planeación referirse abiertamente y públicamente sobre las razones de entorpecer la movilidad sobre el puente y notificar sobre el debido proceso que hasta ahora han realizado, todo con el propósito de velar por los derechos que tenemos los ciudadanos de cuestionar y conocer sobre acciones que afectan nuestro tranquilo vivir. Lo mismo haré uso del derecho constitucional de petición.

A ver si como en la ronda infantil reparamos el puente quebrado desmantelando las horribles materas y regresa la tranquilidad para los peatones de San Antonio.

ewrhtj

 

Caliescribe edición especial