Una caleña en Viña del Mar

Por Visitante (no verificado) el Sáb, 11/02/2012 - 12:05pm

Anabella

Anabella es la caleña que nos va a representar, como departamento y como país, en el 53avo Festival Internacional de la Canción en Viña del Mar 2012. Andrea Botero se encargó de realizarle una composición que será la que la vallecaucana lucirá en la gala.

Esta misma compositora concursó el año pasado en el festival, obteniendo el segundo lugar en la categoría folclórica. Esta vez presenta “mudanza de piel”. La cantautora nacida en Bogotá es hija adoptiva de la ciudad, que fue la que fue sede de su carrera de música en la universidad del Valle.

La quinta Vergara escuchará la poderosa voz de contralto de Anabella. La bandera del Valle se izará en tierras australes en este himno a la calidad bocal que portara en su garganta el dúo colombiano.

Por primera vez en un concurso mundial se clasifica en bambuco colombiano. He aquí la letra:

Mudanza de Piel

“Hora de partir, se abre un nuevo cielo para mí. Mudanza de piel, de acertijos sueltos en mi ser.
Aprendí a inventarme para ti, aprendí a encajar en tu verdad, y de tanto, tanto que te di, sin alma me fui quedando.

Aprendí una vez a renunciar, por quererte tanto y tanto y mucho más y de tanto y tanto que te amé, hoy yo me voy llorando.
Llorando de amarte tanto, llorando voy tras mis sueños, sufriendo todo este daño que te ha causado alzar mi vuelo. Perdona mis juramentos, perdona mis desaciertos, perdóname si te digo que solo abrigo buenos momentos. Hora de vivir.
Se abre un mismo cielo para dos, mudanza de piel, de acertijos que resolveré.

Aprendí que un mundo para dos, no exige renuncias ni dolor, aprendí a creer que en el amor hay rutas a un mismo cielo.
Aprendí que hay luz del más allá, que ilumina aún en tempestad y hoy apuesto todo lo que soy, todo lo que fui, cantando.
Cantando de amarte tanto, cantando por lo que quiero. Cantando desde el sendero, que no soñaba que fuera un cielo, un cielo sin juramentos, un cielo que no es incierto, porque en cada pedacito que te he besado, nace otro beso... Hora de decir: Gracias por tus besos”.

Caliescribe edición especial