La carne de cerdo vuelve a la cocina sana

Por Ana Lucia Aran… el Vie, 22/08/2014 - 6:18pm

La carne de cerdo es baja en colesterol 100g de lomo de cerdo aportan 58 mg de colesterol y un filete de pollo 69mg.

Es rica en grasas monoinsaturadas: contiene un 48% de ácido oleico, un ácido graso como el del aceite de oliva que ayuda a equilibrar los niveles de colesterol.

Es una fuente de proteínas de buena calidad: un filete de cerdo te aporta casi 20g de proteínas por 100g, una fuente de aminoácidos naturales para tus músculos.

Es rica en vitaminas y minerales: contiene hierro de fácil absorción que te ayuda a prevenir la anemia farropénica cuando entrenas, y también aporta zinc, fósforo, sodio, potasio, vitaminas del grupo B, especialmente B1 o tiamina ya que aporta entre 8 y 10 veces más que el resto de las carnes. Se trata de una proteína muy importante para los deportistas porque interviene en el metabolismo de la glucosa en el músculo.  

Cerdo desmenuzado a la mexicana

Ingredientes

1 lb. de papas peladas y cortadas en cubos

1 lomo de cerdo de 2 a 3 libras

1 cebolla cabezona, picada, más ½ cebolla entera

2 dientes de ajo, machacados

2 hojas de laurel

12 oz. de chorizo crudo, sin la piel

5 tomates pequeños, pelados, descorazonados y picados

2 pimentones en adobo, picados finamente

2 cdas. de vinagre de sidra de manzana

1 cdta. de tomillo seco

Sal

Para servir

16 tortillas de harina o de maíz

4 aguacates medianos, cortados por la mitad, sin semillas, pelados y picados en rodajas

1 taza de hojas de cilantro frescas

Preparación

Lleva una cacerola grande con agua salada a ebullición. Añade las papas y cocínalas hasta que estén suaves, aproximadamente 20 minutos. Escurre las papas y apártalas.

Pon el cerdo en una cacerola grande con agua. Añade la mitad de la cebolla, el ajo y las hojas de laurel, y calienta hasta hierba. Reduce a fuego lento y deja cocer suavemente, hasta que el cerdo esté lo suficientemente cocinado, unos 45 minutos. Quita el cerdo del agua y ponlo aparte hasta que se enfríe lo suficiente para tocarlo con las manos. Usa tus dedos o dos tenedores, desmenuza la carne en trozos pequeños y ponla aparte.

Corta el chorizo en pequeñas pedazos y fríelos a fuego mediano-alto en una sartén o cacerola grande, revolviendo a menudo, hasta que esté completamente cocinado, de 8 a 10 minutos. Usa una cuchara con ranuras para pasar el chorizo a un plato con papel toalla. Añade la cebolla picada a la misma sartén y cocínala, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté suave, de 3 a 5 minutos. Agrega el cerdo desmenuzado, las papas, los tomates, los pimentones, y cocina todo hasta que el tomate se rompa y salga su jugo, aproximadamente 15 minutos. Regresa el chorizo cocinado a la cacerola y revuélvelo con el vinagre, el tomillo y un poco de sal. Continúa cocinando a fuego mediano hasta que algo del líquido se haya evaporado, unos 5 minutos.

Mientras el cerdo se cocina, calienta una sartén mediana a fuego mediano-alto. Añade una tortilla y caliéntala de 10 a 15 segundos. Dale vuelta y continúa calentando hasta que la tortilla esté flexible y lo suficientemente caliente, otros 10 a 20 segundos. Ponla en un plato, cúbrela con una toalla de cocina y apártala; repite este proceso con el resto de las tortillas.

Coloca las tortillas, aguacates y cilantro en un plato para servir, por lo que cada persona puede llenar una tortilla con un poco de la carne y las guarniciones.

Pulpa de cerdo al horno estilo chileno

Ingredientes

1 kilo de pulpa de cerdo

Media taza de vinagre

5 cucharadas de ají

2 cucharadas de orégano

4 dientes de ajo

2 cucharaditas de aliño completo

Media taza de agua

Aceite

Sal y pimienta

Preparación:

Limpiamos un poco la carne de cerdo, quitamos el exceso de grasa y reservamos. En un bol grande agregamos los ingredientes secos, el orégano, ají, aliño completo, sal y pimienta y agregamos los líquidos, partiendo por el aceite y formamos un adobo. Agregamos la carne y dejamos reposar al menos 15 minutos. Si realmente les gusta la comida picante, pueden agregar ají rojo en pasta.

Posteriormente dejamos la carne en una fuente para horno, sin botar nuestro adobo. Este nos servirá para ir hidratando el cerdo durante la cocción si es necesario.

A continuación cocinamos por 30 a 45 minutos a fuego medio, procurando que este esté cocido y dorado. Siempre es necesario estar atentos a nuestra preparación, para evitar que esta se sobrecocine.

Cerdo agridulce

Ingredientes

500 gr. de carne de cerdo

Sal y pimienta al gusto

2 cucharaditas de maicena

1 cebolla

1 cucharada sopera de aceite

Una lata pequeña de piña en su jugo

Salsa

El jugo que viene en la lata de piña

50 gr. de azúcar

80 gr. de ketchup

15 gr. de vinagre blanco

20 gr. de salsa de soja

1 cucharadita de maicena para espesar

Preparación

La salsa se hace, colocando los ingredientes en un cazo y llevar a ebullición hasta que reduzca un poco y adquiera el espesor que queremos.

Cortamos la carne en trocitos de tamaño bocado y salpimentaremos al gusto.

Después espolvorearemos por la carne las dos cucharaditas de maicena.

En una olla o sartén amplia, ponemos a calentar el aceite y colocamos la cebolla cortadas en juliana. Luego agregamos la carne que teníamos reservada ya rebozada en la harina de maíz y removemos bien para hacer la carne.

Finalmente, añadimos las 3 ó 4 rodajitas de piña cortada en trocitos y rehogamos un poco más a fuego lento durante un par de minutos.

Por último, agregamos la salsa que teníamos reservada  y mezclamos todo bien.

Cerdo con salsa de vino blanco

Ingredientes

Carne de cerdo

4 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de harina

½ tasa de vino blanco

Preparación

Derrite las 4 cucharadas de mantequilla en una olla a fuego medio.

Agrega dos cucharadas de harina y bate hasta tener una consistencia similar a una pasta. Evita que queden grumos agregando la harina poco a poco.

Vierte 1/2 taza de vino en la mezcla de la mantequilla y la harina y bate hasta que tenga una consistencia suave.

Revuelve la salsa por varios minutos hasta que la consistencia del líquido sea la que deseas. A algunas personas les gustan las salsas espesas mientras que otras las prefieren más líquidas.

Agrega sal a gusto. Sólo una pizca es más que suficiente para no alterar el gusto de la carne de cerdo. Agrégale una porción de crema, si quieres, para darle un cuerpo más firme.

Después de azar la carne de cerdo le viertes la salsa al vino al servir.

 

Caliescribe edición especial